viernes, 15 de enero de 2016








El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, recibió hoy el saludo de las Fuerzas Armadas, cuya comandancia ratificó la lealtad al nuevo mandatario y el apoyo a su gestión.


El titular del Ministerio de la Defensa, general Williams Mansilla, entregó el bastón de mando, que simboliza el reconocimiento de la institución militar a su comandante general.





El saludo fue presentado por los comandantes de las fuerzas de aire, mar y tierra del Ejército de Guatemala.










Como es tradicional, un día después de la investidura presidencial, el nuevo gobernante acudió a la reunión con la tropa y la cúpula militar en su condición de comandante general del Ejército.













































El gobernante recordó que el Ejército fue fundamental en la asistencia a la población afectada por desastres naturales como el terremoto de 1976, el devastador huracán Mitch y el alud ocurrido en octubre pasado en la aldea El Cambray II.




También reconoció la participación de las Fuerzas Armadas de Guatemala en las misiones internacionales de Naciones Unidas (ONU), como en los casos de los trabajos humanitarios y de estabilización política en Haití y en países de África.






Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera acudieron a las instalaciones del Campo de Marte, donde se realizó un desfile militar en honor de los nuevos mandatarios.















































“Hoy no saludamos a una persona, sino saludamos a nuestro comandante general. Nosotros lo seguimos con lealtad porque somos soldados” de la patria, enfatizó el jefe castrense.









































































martes, 5 de enero de 2016

HISTORIA DEL CORONEL MIGUEL GARCIA GRANADOS


Coronel Miguel García Granados

Héroe Olvidado de la Aviación Guatemalteca


                   El Coronel Miguel García Granados nació en la ciudad de Cobán, Alta Verapaz, el 14 de Febrero de 1896, siendo sus padres don Miguel García Granados y doña Catalina Solís. Así mismo, era nieto del caudillo de la Revolución Liberal de 1871, General Miguel García Granados.
Siendo parte de una familia con un abolengo militar que databa de la época del capitán general Rafael Carrera, era de esperarse que el joven Miguel siguiera la carrera de las armas. De allí que el 13 de Julio de 1916 se matricula en la Academia Militar de Guatemala, como caballero cadete, terminando satisfactoriamente sus estudios el 7 de diciembre de 1919, obteniendo el título de Oficial del Ejército y los despachos de Subteniente de Infantería.
Luego de formar parte de varias dependencias militares por los siguientes siete meses, Miguel es designado por el presidente Carlos Herrera para efectuar estudios en la Escuela de Señales de Fort Leavenworth, Kansas, Estados Unidos. Al terminar satisfactoriamente estos estudios, es enviado a la base aérea Post Field en Fort Sill, Oklahoma, para recibir instrucción de aviación, en donde obtiene el título de Piloto Aviador en Noviembre de 1920. Finalmente es integrado al Cuerpo de Aviación Militar de Guatemala el 5 de Diciembre de 1921, luego de una corta estadía en el Estado Mayor del Ministerio de la Guerra. El 18 de Octubre de 1930, Miguel es designado Jefe del Cuerpo de Aviación Militar de Guatemala, cargo que ocuparía hasta el 8 de Septiembre de 1933. 
Sin embargo, es a lo largo de su carrera como piloto del Cuerpo que la aviación Guatemalteca dio un salto al futuro, principalmente gracias a su entusiasmo, tesón y esfuerzo. Ejemplo de ello es el atrevido raid entre Guatemala y El Salvador que realizara el 26 de Enero de 1926, en un vetusto y frágil Nieuport 17 del Cuerpo de Aviación. Dicho vuelo le valió el ascenso a Teniente Coronel, despacho otorgado por el presidente José Maria Orellana, y abrió la posibilidad de inaugurar el servicio regular de vuelos entre los dos países.
Ese mismo año, el 13 de Febrero, el coronel García Granados inicia, junto con el mecánico de aviación Edgar Janneau, la inspección de terrenos adecuados para establecer campos de aterrizaje en toda la república. Esto con el fin de iniciar servicios regulares de carga, pasajeros y correo al interior del país, utilizando para el efecto los pocos biplanos con que contaba el Cuerpo de Aviación por aquella época. Posteriormente, en 1928, se funda el Servicio Aéreo Militar, un proyecto nacido en la mente de Miguel García Granados y que se materializa en su totalidad con la adquisición de tres monoplanos Mohoney-Ryan Brougham B-2 con capacidad para 5 pasajeros, a finales de ese mismo año. Poco después se inauguran rutas regulares a casi todos los departamentos del país y a El Salvador, incluyendo vuelos esporádicos a Honduras y Nicaragua.
Posteriormente, a principios de 1929, García Granados obtiene la autorización del gobierno para efectuar el primer vuelo internacional de largo alcance, con lo que definitivamente se agregaría una ruta importante a las ya cubiertas por el naciente Servicio Aéreo Militar. Dicho vuelo consistiría de tres etapas, siendo éstas: Guatemala—La Habana—Washington—México—Guatemala. Para el efecto, García Granados utilizaría uno de los Brougham B-2, bautizado Guatemala, y se haría acompañar por el mecánico Carlos Merlén.
Dicho vuelo, que se inicio el 23 de Julio de 1929, es completado satisfactoriamente el 1 de Agosto con el aterrizaje del Guatemala en Washington, en donde los dos aviadores son recibidos oficialmente en nombre del presidente norteamericano, por el señor Trubes Davidson, secretario auxiliar de Guerra. El regreso a Guatemala se efectúa el 14 de Agosto, luego de varias escalas, tanto en los Estados Unidos como en México.
Ya como Jefe del Cuerpo de Aviación, García Granados inició una profunda re estructuración del mismo, la cual incluyó la construcción de hangares y edificios, que aún hoy están en uso. En ese entonces, era común ver al coronel, acompañado de sus pilotos—cuchara de albañil en mano- colocar ladrillos levantando las paredes de los hangares. De hecho, sus ahorros personales, que llegaban a una considerable cantidad, los donó al Cuerpo de Aviación Militar, invirtiéndolos en la erección de estas obras, cuyos gastos le correspondían al estado. Sin embargo, su acción no queda sólo allí, ya que la organización administrativa y operativa del Cuerpo es obra suya, llevándola a cabo según las modalidades de la época.
Durante el gobierno de Jorge Ubico, el Coronel García Granados fue separado del Cuerpo de Aviación, y nombrado Secretario del Cónsul General de Guatemala en San Francisco, California. Sin embargo, surgen desacuerdos entre el coronel y el presidente, por lo que es forzado a renunciar y radicarse en México por algún tiempo. Sin embargo, su amor por la aviación lo lleva hasta las lejanas tierras de Sur América, en donde se enrola en el cuerpo de aviación militar de Paraguay, y alcanza a participar en algunas de las heroicas jornadas dentro del marco de la guerra del Gran Chaco (1928– 1935).
Al finalizar la guerra del Chaco, García Granados se traslada a otro frente de batalla aun más lejano y extraño: España; ya que allí se esta librando una cruenta guerra civil, en donde la participación de la aviación es preponderante. Y es así como el 21 de Diciembre de 1936, García Granados (Usando el nombre de Manuel Gómez) firma un contrato con las fuerzas de Franco, por $1500 y es enviado a la remota ciudad de Alcantarilla, como parte de un escuadrón bajo el mando del comandante Andrés García LaCalle.
García Granados regresa a Guatemala luego de la revolución de Octubre de 1944, que derrocara al General Jorge Ubico. A su regreso deja definitivamente las actividades aéreas, mas que todo por que su mano izquierda a perdido movilidad a raíz de quemaduras sufridas en España. Sin embargo accede a aceptar altos cargos dentro de los gobiernos revolucionarios, entre ellos el de director de la línea aérea Aviateca, la cual era hija directa de su Benjamín: el Servicio Aereo Militar.
La Muerte sorprendió al Coronel García Granados el 10 de Marzo de 1968, cuando residía en el poblado de Villa Nueva, donde había establecido una pequeña industria textil, epilogando así la vida de un hombre cuya personalidad ha dejado a su paso por el mundo una estela de acciones fecundas y provechosas, no siempre reconocidas y hasta cierto punto olvidadas u opacadas por hazañas menores de otros aviadores Guatemaltecos que sí contaron con la venia de los historiadores.





Miguel García Granados Calderón y Hena, del apellido no me acuerdo de ella, en su boda en La Antigua Guatemala, el 17 de Julio de 1,950











































BIENVENIDA INTEGRANTES DE LA PROMOCION CLV.



BIENVENIDA DE ASPIRANTES A CADETES, 

INTEGRANTES DE LA PROMOCDESPEDIDA DE AMIGOS Y PARIENTENTES A SU INGRESO A LA CENTANARIA ESCUELA POLITECNICA SAN JUAN SACATEPEQUEZ



















PALABRAS DE BIENVENIDA POR EL DIRECTOR DE LA ESCUELA POLITECNICA









































DESPEDIDA DE SUS FAMILIARES Y PARIENTES

































































PARCHES DE COMANDOS RECIENTES 2,017

PRIMERA BRIGADA DE INFANTERIA SEGUNDA BRIGADA DE INFANTERIA TERCERA BRIGADA DE INFANTERIA ...